Atención al Cliente 900 649 028
bajar la potencia luz

Cómo saber si te puedes bajar la potencia

¿Cuánto hace que no te saltan los plomos? Si no lo recuerdas, puede ser una señal de que te puedes bajar la potencia contratada.

13/11/2017 |

Cuando hablamos de ahorrar en tu factura de la luz, hay consejos que siempre aparecen: ir con cuidado con el consumo por standby, usar electrodomésticos con un alto nivel de eficiencia energética o cambiar de compañía eléctrica. Pero sin duda, el que más abunda es el que te aconseja ver si puedes bajarte la potencia. ¿Sabemos realmente en qué consiste? Y más importante todavía, ¿cómo saber si puedes bajar la potencia?

Qué es la potencia contratada de la luz

Empecemos por el principio: la potencia contratada es un valor que encontrarás en tu factura de la luz representado en kW y que representa la cantidad máxima de energía que puedes tener en uso a la vez. Ese valor podrá ser más alto o más bajo y, en función de ello, variará el número de aparatos eléctricos que puedas tener en funcionamiento de forma simultánea.

¿Es mucho o poco?

Para que te hagas una idea, en una casa pequeña no suelen tenerse menos de 3,45 kW de potencia contratada, y en caso de casas medianas y grandes el máximo suele oscilar los 9,2 kW. Sobrepasar los 10 kW no suele entrar en la categoría de “hogares” pues hablamos de grandes casas con piscina y/o terreno o de pequeños negocios.

Qué potencia tienes contratada

Si no sabes cuál es, la potencia contratada aparece en tu factura de la luz en el apartado “datos del suministro”. Te lo mostramos:

factura factorenergia

Es probable que, si estás con otra compañía, la potencia contratada aparezca en otro apartado pero, aun así, siempre aparecerá como concepto en tu factura de la luz.

¿Lo tienes? Sigamos.

¿Y ahora, cómo saber si puedes bajar la potencia contratada?

No es una ciencia exacta y variará en función de, por ejemplo, cuánta gente viva en casa, qué hábitos de consumo tenéis o qué tipo de aparatos soléis encender a la vez, pero hay una serie de métodos que pueden darte una pista:

Nunca te han saltado los plomos

Este es probablemente el mayor indicador de que puedes tener una potencia más elevada de lo que necesitas. Eso no quiere decir que, de ser así, puedas bajarte la potencia, pero sí es una primera pista. También puede ser que haga tiempo que no te salta el ICP, bien porque has renovado electrodomésticos o ha cambiado tu estructura familiar; si ahora usas aparatos más eficientes, en menos cantidad o ahora vive menos gente en casa, puede que tengas margen para bajar la potencia contratada.

Tienes un contador inteligente

Si tienes un contador inteligente podrás saber cuál ha sido tu pico máximo de consumo. Anótalo un par de meses, y si ves que los días que más consumes no se acercan a tu potencia contratada es que, probablemente, puedas bajarla al anterior nivel.

Pon tu casa a prueba

Si no recuerdas cuál fue la última vez que te saltaron los plomos o no tienes contador inteligente, otra forma muy casera de comprobarlo es ir enchufando aparatos eléctricos para ver en qué punto saltan los plomos y así poner a prueba tu potencia contratada. Pongamos que ya contamos con la nevera de base, encendamos la tele, las luces, el ordenador, la lavadora, el aspirador… En el momento en que salte el ICP pregúntate: ¿suelo tener todo esto encendido a la vez?

Llámanos

Y si nada de esto te convence, opta por la opción segura: llámanos gratis al 900 649 028 si eres cliente y pregúntanos si tienes margen para bajarte la potencia, además de decirte cuánto te ahorrarías con el cambio. Y si no eres cliente, llámanos gratis al 900 850 000 y te haremos un estudio sin compromiso. ¿Te animas?

 

Artículo relacionado:

¿Qué es la potencia?

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica