Atención al Cliente 900 649 028
empresa distribuidora

¿Qué es una Distribuidora?

Para entender el sector eléctrico, lo primero es aclarar conceptos básicos como el de qué es una Distribuidora. Te explicamos qué es una Distribuidora eléctrica, qué hace y qué diferencia hay con una comercializadora.

23/01/2017 |

Cuando hablamos del sector eléctrico, muchas veces confundimos conceptos. Y es que es normal no acabar de tener claro qué actores intervienen y en qué parte del proceso, desde que se crea la energía hasta que llega a tu casa, cuando raramente se nos aclaran estos términos. Es por eso que, en este caso, te explicamos qué es una Distribuidora eléctrica y qué diferencia hay entre distribuidora y comercializadora.

Qué es una Distribuidora

La distribuidora es aquella empresa que se dedica a transportar energía a los hogares y otros negocios.

Las distribuidoras eléctricas son las dueñas de la infraestructura, es decir, los cables y los postes, y  tienen la función de distribuir la energía hasta los puntos de consumo. Están organizadas alrededor del país por zonas, lo cual quiere decir que no puedes elegir a tu empresa distribuidora; tienes la distribuidora que te toca según la zona del país en la que vivas y no puedes cambiarlo.

Al ser la distribuidora la dueña de la infraestructura, también es la que se ocupa del mantenimiento, la solución de averías, la calidad del suministro y las altas y bajas de suministro (a orden de la comercializadora), así como de la lectura de contador.

Diferencia entre comercializadora y distribuidora

La diferencia básica entre comercializadora y distribuidora radica en el rol que desempeñan.

El cliente o usuario de energía compra la luz a una comercializadora, y esta se ocupa de realizar todas las gestiones con la distribuidora: le paga unos peajes para que le permita usar sus redes de distribución y da la orden para que, a partir del contrato, la luz llegue a nombre de la comercializadora A en vez de a nombre de la comercializadora B; así, consigue hacer llegar la luz a casa del cliente.

Al tener siempre la misma distribuidora, y al ser esta la “dueña” del cable y de la energía, nunca te quedarás sin luz por más veces que cambies de comercializadora. Piensa en el cambio de comercializadora como un mero trámite tras el que recibirás exactamente el mismo producto aunque pagando a otro vendedor: en términos económicos, el cliente le paga a la comercializadora y esta le paga a la distribuidora, y a nivel funcional, es la distribuidora la responsable de todo elemento que intervenga en el transporte, mantenimiento y medición de energía; de manera que nunca perderás el suministro, ya que eso depende de la distribuidora.

Siendo así, si todavía no tienes uno de los nuevos contadores digitales (y optas por alquilarlo), quien te lo cambie será la distribuidora, y cuando tengas una incidencia, quien acudirá a repararla también será la distribuidora, aunque sea la comercializadora la que haga el trámite.

 

Infórmate de las tarifas eléctricas de Factor Energía y de cómo dar de alta la luz online en solo 3 minutos. Si necesitas más información, llama a nuestro servicio de Atención al Cliente: 900 850 000.

Certificaciones comercialización energía eléctrica