Atención al Cliente 900 649 028
energia verde

Qué hemos hecho en 2017 para la descarbonización

El mundo camina hacia la total descarbonización. Para ello, no obstante, todavía nos queda un largo recorrido; veamos qué ha pasado este 2017 para conseguir el objetivo mundial.

13/02/2018 |

El paso del hombre por la Tierra está dejando huella, la huella medioambiental. Aunque a día de hoy ya nos hemos dado cuenta de la urgencia de un cambio significativo hacia una economía libre de combustibles fósiles y caminamos hacia la descarbonización, todavía estamos lejos de cumplir con los objetivos de, por ejemplo, el acuerdo de París.

La presencia cada vez más estable del coche eléctrico pretende que se pase del millón y medio de vehículos eléctricos que circulan actualmente, a 150 millones en 2040; es un objetivo ambicioso, aunque no imposible, pues algunos países que ya actúan contra los motores de combustible.

Todo ello está muy bien, pero ¿qué hemos hecho por la descarbonización? Vamos a ver algunas de las cosas de este pasado año 2017:

Estabilizar las emisiones de CO2

En marzo de 2017 conocimos por un informe de la Agencia Internacional de la Energía que las emisiones globales de dióxido de carbono se estabilizaron por tercer año consecutivo en 32.100 millones de toneladas.

Aunque no es un gran resultado, sí es una buena señal en cuanto a la intención y compromiso de los países, pues la economía siguió creciendo a pesar de esa estabilidad de emisiones; abre la puerta a que comiencen a descender y a la posibilidad de su desaparición total a largo plazo.

Prohibir los coches a combustión (en California)

Si bien en ciudades como Madrid o Barcelona ya se están imponiendo límites de circulación a algunos vehículos contaminantes, en California se ha optado por una medida algo más drástica: en 2040 solo venderá coches eléctricos.

Y los autobuses

Más cerca en el tiempo, hay 12 ciudades que ya han dicho que en 2025 solamente circularán autobuses eléctricos por sus calles .

Establecer límites para la descarbonización

En junio del año pasado Suecia aprobó por ley un compromiso legal para que en 2045 el país tenga cero emisiones de gases con efecto invernadero; una ley que entró en vigor el día 1 de enero. Además, se comprometen a emitir un informe anual que certifique los progresos que se efectúen al respecto.

Penalizar a los emisores de gases contaminantes

El gobierno canadiense también ha anunciado medidas para parar las emisiones de gases contaminantes, en este caso, cobrando a los emisores. Varias provincias del país ya han implementado este cobro a aquel que contamine, pero ahora el gobierno federal dará los pasos necesarios para que empiece a hacerlo el Estado.

Apostar por el tren solar

A finales de 2017 se ponía en marcha en Australia el primer tren solar, con cero emisiones. Además de no contaminante, también está reaprovechado, pues es un tren con 70 años de antigüedad reacondicionado para impulsarse solo gracias a paneles solares.

Esta es una iniciativa privada que busca, básicamente, llamar la atención y dar visibilidad a la movilidad sostenible, pero en cualquier caso demuestra la viabilidad del transporte solar, igual que lo hizo en 2016 el avión Solar Impulse II.

Y por la energía verde en general

Tanto es así que incluso que se han incorporado turbinas eólicas en la Torre Eiffel para que el monumento sea autosuficiente.

 

Además de todo esto, cada país ha procurado individualmente una disminución de sus emisiones, se está empezando a incentivar el autoconsumo y la gente cada día parece más segura de la viabilidad del coche eléctrico. Por eso, si quieres sumarte a cualquiera de estas dos iniciativas, contáctanos sin compromiso y te ayudaremos con la instalación de placas solares o de un punto de recarga para tu coche eléctrico.

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica