Atención al Cliente 900 649 028
torre eiffel

La Torre Eiffel se une a la energía verde

La Torre Eiffel, uno de los monumentos más conocidos del mundo, incorpora ahora energía verde para ser responsable con el medio ambiente.

15/11/2017 |

Si hablamos de símbolos en el mundo, hablamos de monumentos; iconos de cada ciudad que las representan. Uno de los más conocidos es la Torre Eiffel y, ahora, además de reconocida, incorpora energía verde para ser responsable con el medio ambiente.

Energía verde en la Torre Eiffel

Los 127 años de antigüedad de la torre no le impiden ponerse al día con las energías renovables. El emblema de Francia ha instalado dos grandes turbinas eólicas para reducir de forma drástica su consumo de energía.

Ambas turbinas generan algo más de 10.000 kWh al año, que son suficientes para las operaciones que requiere la torre diariamente. Fue una empresa neoyorkina la que se encargó de diseñar las turbinas, que reciben las corrientes de aire provengan de donde provengan y que, situadas a 122 metros de altura y pintadas de un color muy parecido al de la torre, pasan totalmente desapercibidas porque, además, tampoco se escuchan; son prácticamente silenciosas.

A las turbinas se añaden la iluminación LED que se ha instalado en la torre, además de los paneles solares, el sistema de recuperación de las aguas de lluvia y las bombas de calor de alto rendimiento para mejorar la sostenibilidad del monumento.

turbinas eólicas

Turbinas eólicas en la Torre Eiffel

Objetivo Europeo 2020

Esta instalación corresponde a los objetivos Europeos en cuanto a energía verde, que esperan haber reducido las emisiones contaminantes en un 25% para 2020. El gobierno parisino ha querido que su emblema sea una de las acciones tomadas para reducir las emisiones de CO2, además de servir como un ejemplo de normalización de la energía verde, tanto al resto de Europa como a los turistas.

Pero la Torre Eiffel no es el único sitio emblemático que ha pasado al lado de la energía verde. En el año 1979, Jimmy Carter agregó los primeros paneles solares a la Casa Blanca, que se ampliaron en 2017 con la administración de Obama. En el Vaticano se instalaron paneles solares en 2008. La Torre de Londres cambió su sistema de iluminación por LEDs en el año 2012, como también lo hicieron el Empire State de Nueva York, en 2009 y la estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro en 2011. 

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica