Atención al Cliente 900 649 028
como ahorrar

Cómo ahorrar con un coche eléctrico

¿Por qué está tan en auge el coche eléctrico? El vehículo eléctrico tiene muchísimas ventajas y parece que no tardará en postularse como el transporte del futuro, veamos por qué.

07/03/2017 |

El coche eléctrico está en auge. Los medios no dejan de hablar del vehículo eléctrico, de cómo ahorrar con un vehículo eléctrico y de cómo cambiará nuestra vida, pues se estima que a medio-largo plazo será el transporte habitual y no se concebirá otra cosa pero, ¿qué está pasando con el coche eléctrico, que todavía no está implantado?

El gran punto débil del coche eléctrico radica en su autonomía. A pesar de lo mucho que se ha avanzado en los últimos años, de los diferentes tipos de coche eléctrico, y de todas las ventajas de cada uno de ellos, la autonomía del coche eléctrico está bien para trayectos cortos y conocidos, los habituales, pero no para largos viajes en coche, y lo mismo ocurre con los puntos de recarga. No obstante, puede que el coche eléctrico valga la pena. Veamos qué ventajas tiene, cómo ahorrar con un coche eléctrico y por qué puede ser interesante comprarte uno:

Cómo ahorrar con un coche eléctrico

¿Será verdad que adquirir un coche eléctrico se amortiza rápido? Compruébalo tú mismo:

La electricidad es más barata que la gasolina

En Factor Energía apostamos por la carga nocturna, no solo porque con una tarifa con discriminación horaria la electricidad es más barata de noche, sino porque también es cuando el sistema normalmente tiene un exceso de energías renovables y favorecemos su integración. No obstante, e independientemente de la tarifa y el precio que pagues por cada kilovatio, la electricidad es más barata que el litro de gasolina o diésel; piensa en la última vez que llenaste el depósito, ¿qué fueron, 40 o 50 euros, no? Ahora piensa cuántos kilómetros hiciste con ellos y cuánto pagas por tu suministro de luz. Actualmente un coche de gasolina consume unos 6l/100km, si multiplicas estos litros por el precio del combustible obtendrás el coste cada 100km, unos 7 o 8€/100km, en el caso del vehículo eléctrico y con los precios actuales de la luz el resultado aproximado es de 1,5€/100km.

0 emisiones

Toda la porquería que sale del tubo de escape de un coche convencional, ¿te suena? Pues nada de eso. Un coche eléctrico no contamina; ni CO2 ni nada de nada. Con un vehículo eléctrico contribuyes a cuidar el planeta.

Ayudas

Hay y habrá ayudas por parte del gobierno. Pequeñas contribuciones para que aquellas personas que hagan el esfuerzo de comprarse los primeros coches eléctricos disfruten de algunas ventajas como un descuento en la entrada del vehículo, en peajes, aparcamiento gratis (zona azul y demás) o puntos de recarga en el centro de la ciudad. Además, hay algunos supermercados y grandes superficies que permiten recargar el vehículo gratis mientras se efectúan las compras, llevando a cabo una buena estrategia de “cómo ahorrar doblemente si compras en mi comercio”.

Poco mantenimiento, olvídate de cambiar aceite

No cambiar el aceite del coche puede llevar, a la larga, a reparaciones engorrosas. Con el coche eléctrico eso no pasa porque no entiende de aceites ni correas de distribución; su mantenimiento es bastante limitado y te ahorra dinero y todo arreglo mecánico que tenga que ver con el combustible.

Por qué comprarte un coche eléctrico

Pero aparte del ahorro económico, el coche eléctrico tiene otras muchas ventajas:

Es el coche 2.0

Ni altas gamas, ni descapotables. El coche eléctrico es el vehículo del Big Data; Internet lo ha conectado todo y a todos, y si tenemos electrodomésticos inteligentes, ¿por qué no el coche? Es un avance tecnológico del que en unos años no se podrá prescindir, y siendo realistas, el mundo acabará dejando de lado el petróleo, así que es inteligente ir anticipándose a ese futuro interesándose por el vehículo eléctrico.

Ahorrarás tiempo y dinero

Por más habitual que se haga ver “electrolineras” y otros puntos de recarga en la ciudad, lo normal será que el coche se recargue durante la noche, mientras duerme en el garaje. Siendo así, lo de parar y aprovechar para ir al baño no será necesario a menos que realmente lo que quieras sea parar.

Eficientes y no hacen ruido

Si no hay explosiones en el motor, no hay ruido. Conducir un coche eléctrico resulta relajante para aquellos que se encuentran dentro y confuso la primera vez, para los que lo ven desde fuera, porque no hace ningún ruido; es tan silencioso que no se escucha por cerca que se esté.

Y además de esto, todo lo anterior, lo convierte en la opción más eficiente. Un coche eléctrico se amortiza rápido y contribuye al medio ambiente y a tu bolsillo porque, si buscas cómo ahorrar, encontrarás en esta opción, la más económica a largo plazo.

 

Si tienes un vehículo eléctrico y quieres que te instalemos un punto de recarga, contáctanos, te ofreceremos también la tarifa eléctrica más barata y con discriminación horaria para tus cargas nocturnas, o si todavía no lo tienes pero aun así quieres ahorrar luz, llámanos gratis al 900 850 000 o contrata la luz online en solo 5 minutos. Te esperamos.

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica