Atención al Cliente 900 649 028
Halógenas

Adiós halógenos, adiós

Desde el 1 de septiembre de 2016 queda prohibida la fabricación de focos halógenos en la Unión Europea. No obstante, podrán seguir comercializándose hasta septiembre de 2018.

24/08/2016 |

El jueves 1 de septiembre dejarán de comercializarse los focos halógenos. La Unión Europea decide retirar este tipo de iluminación, como ya se hizo en 2012 con las bombillas incandescentes, en pos de la eficiencia energética.

Con ello, se busca substituir este tipo de productos por focos de tecnología LED, que suponen un gran ahorro respecto a las lámparas convencionales. Eso afecta especialmente a aquellos hogares que tengan un falso techo en el que “empotran” las luces; ahí, deberán instalar dicha tecnología LED, que a la larga, supondrá una medida de ahorro energético y económico.

Esta medida pretende educar a la sociedad en materia de eficiencia energética, y es que hay una vasta tendencia a asociar, según el IDAE, la luz que produce una bombilla con la electricidad que se necesita para producirla. En palabras textuales del Director General de Industria: “una lámpara incandescente de 60 vatios ahora puede ser sustituida por una lámpara de tecnología LED de tan sólo 10 vatios”.

A priori, las luces LED son más caras que las convencionales. Sin embargo, aunque su precio puede rondar los 10 euros (en comparación con un fluorescente que puede costar la mitad), hay ventajas que marcan la diferencia a favor de los LED: requieren un voltaje inferior para producir la misma luz que las halógenas, el precio de encendido es mucho menor, se encienden más rápido, duran mucho más, resisten los impactos y producen mucho menos calor; todo eso y su vida útil las hace más rentables y fáciles de amortizar.

No obstante, y a pesar de que la producción de esta iluminaria llega a su fin, el obligatorio afecta mayormente a la iluminación de algunas tiendas y grandes superficies, pues los halógenos podrán seguir  vendiéndose hasta fin de existencias o hasta el próximo septiembre de 2018, cuando la prohibición será definitiva.

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica