Atención al Cliente 900 649 028
baterias coche electrico

El Johan Cruyff Arena reutiliza las baterías de los vehículos eléctricos

El estadio Johan Cruyff Arena es considerado como un laboratorio de innovación tecnológica y uno de los estadios más sostenibles del mundo con sus más de 4.200 paneles solares y 148 baterías de tres megavatios. En este post hablamos de él.

20/08/2018 |

Nunca te has preguntado donde van a parar las baterías de los vehículos eléctricos una vez ya han sido utilizadas. El Johan Cruyff Arena es todo un ejemplo de autoconsumo y ahorro de energía. Te lo explicamos en este post.

Baterías de vehículos eléctricos reutilizables para generar electricidad

¿Conoces el estadio Johan Cruyff Arena? Es pionero en la introducción de innovaciones inteligentes. Como reutilizar las baterías de los vehículos eléctricos. Hoy este moderno estadio ha creado una instalación de almacenamiento de energía que se ha convertido en el mayor en un edificio comercial en toda Europa.  

En el Johan Cruyff Arena se han hecho la siguiente pregunta: ¿qué hacer con las baterías de los coches eléctricos al final de su vida útil? Y la respuesta ha sido poner en marcha un proyecto pionero que nos ha dado a conocer un nuevo uso de las baterías de los vehículos eléctricos reutilizándolas para suministrar electricidad al recinto.

En una de las salas internas del Arena se han instalado unas 148 baterías de las cuales 85 son nuevas y 63 usadas pero que conservan el 75% del potencial energético de almacenaje. Y todas ellas producen la suficiente energía como para beneficiarse tanto el propio estadio como los barrios colindantes.

¿Cómo se reutilizan las baterías de los vehículos eléctricos?

Con un sistema que combina las unidades de conversión eléctrica y el equivalente a las 148 baterías. Mediante este sistema de almacenamiento de energía, el estadio usa su propia energía sostenible de forma más inteligente y, también comercia con la capacidad de almacenamiento disponible de las baterías.

En él se encuentra en funcionamiento una batería de 3 megavatios que almacena la energía que producen los 4.200 paneles solares situados en el techo del Arena, pudiendo usar de manera óptima la electricidad generada para suministrar energía a los asistentes, a miles de hogares de alrededor y a la propia red eléctrica de los Países Bajos.

Además, también produce electricidad de emergencia, que ayuda a reducir el uso de generadores diésel y la carga sobre la red eléctrica; al evitar los picos de consumo producidos durante los eventos deportivos o conciertos.

¿Por qué las baterías de los vehículos eléctricos tienen una segunda vida?

La batería de un vehículo eléctrico es la pieza clave y la más delicada, porque es la responsable de almacenar la energía necesaria para que funcione el coche y poder desplazarte con él.

También, es el elemento más caro y según vayas haciendo kilómetros, la batería va perdiendo autonomía y capacidad de almacenaje. Es decir, una batería con 300.000 kilómetros de recorrido a sus espaldas tiene menos capacidad que una de iguales características, pero con solo 10.000 kilómetros. Es el momento de sustituirla.

No obstante, aunque esa batería no puede ofrecer la autonomía inicial, sigue siendo capaz de almacenar una buena cantidad de energía. Es en este momento, donde empieza la segunda vida o el segundo ciclo de las baterías de los coches eléctricos. Porque, aunque la vida útil de la batería del coche se ha acabado para lo que fue concebida, aún puede reutilizarse como almacenamiento de energía en el hogar, en un edificio público o incluso en tu empresa.

Cómo es la segunda vida de las baterías de los vehículos eléctricos

Si tu vivienda tiene una instalación fotovoltaica podrías cargar las baterías en las horas centrales del día y utilizar la electricidad cuando el sol se vaya. Otra cosa que podrías hacer es utilizar la red eléctrica para cargar la batería durante las horas valle, cuando la electricidad es más barata, para después utilizarla en las horas que es más cara.

¿Qué dura una batería de un vehículo eléctrico?

Depende de muchos factores como, por ejemplo, nuestro tipo de conducción, la velocidad, la temperatura, entre otros factores. También, el entorno en que utilizamos el vehículo eléctrico influye mucho. No es lo mismo conducirlo por la ciudad que por la carretera. La duración media es de unos 4 años si realizamos el mantenimiento adecuado y seguimos las normas del fabricante.

En Factorenergia ya hace tiempo que apostamos por la movilidad sostenible y por los coches eléctricos y ponemos a disposición de nuestros clientes un producto específico, Factor ECOMobility. Creemos que la carga privada es la clave para el desarrollo del coche eléctrico, por eso financiamos el proyecto y la instalación del punto de recarga en la plaza privada de parking comunitario, encargándonos de todos los trámites administrativos y obtención de los permisos necesarios.

Certificaciones comercialización energía eléctrica