Atención al Cliente 900 649 028

7 consejos para ahorrar en tu factura de gas

En invierno, es la época del año por excelencia, en la que el consumo de gas se dispara en los hogares españoles. Las familias, desean disfrutar de un ambiente confortable y cálido sin dejar de lado el control presupuestario de su factura. Es por esto, que desde Factorenergia te presentamos 7 medidas de ahorro que es importante que apliques en estos meses de más frío. Si quieres tener bajo control tu factura de gas, ¡Sigue leyendo!

|
Emili Rousaud Socio fundador de factorenergia https://www.factorenergia.com/wp-content/uploads/2016/06/emiliresp.jpg

1.- Aísla la casa contra el frío (puertas y ventanas)

Lo primero que debes tener en cuenta para disfrutar de un ahorro energético, es asegurarte que no hay ningún tipo de pérdida de calor a través de puertas y ventanas. Las rendijas, grietas o algunos cristales, pueden hacer perder hasta más del 25% del calor que se genera en tu hogar. Es por esto, que contar con un aislamiento adecuado en tu casa, puede ayudarte a reducir tu factura de forma notable. Si detectas que hay algún tipo de fuga puedes intentar repararla tú mismo o bien contactar con un especialista en aislamiento.

2.- Cierra las estancias que no utilices 

El segundo consejo, consiste en mantener el calor en las zonas más concurridas de la casa para evitar que las áreas que no utilizas se calienten sin necesidad. En este caso, lo importante es tomar el hábito de cerrar las puertas de las habitaciones que no están ocupadas, los pasillos o los baños. De este modo, el sistema de calefacción no tendrá que trabajar para calentar zonas de la casa que no se utilizan. Utilizando esta táctica, los niveles de calor más importantes se mantendrán repartidos en las zonas más frecuentadas.

3.- No cubras los radiadores 

Los radiadores en ocasiones, se encuentran ocupados por ropa u otro tipo de objetos. Asegurarse que están completamente despejados, es vital para lograr un buen funcionamiento y que no se realice ningún tipo de obstrucción de calor. Por lo tanto, evita colocar prendas húmedas con la intención de que se sequen más rápido, con ello sólo lograrás que la salida de calor se obstaculice. Además, los radiadores no son aparatos diseñados para el secado de ropa ya que aumentan el nivel de humedad e incluso pueden llegar a crear hongos y moho.

4.- Aprovecha las horas de sol

El sol es una gran fuente de calor y es por esto, que en las horas de mayor iluminación, es recomendable subir todas las persianas y aprovechar para ventilar. El calor del mediodía, aunque sea en pleno invierno, es ideal para ayudar a mantener una temperatura ambiente constante. De este modo, es recomendable realizar la acción opuesta cuando cae el sol. Bajar las persianas por la tarde cuando empieza a haber más humedad y frío en el exterior, te ayudará a proteger tu hogar de la pérdida de calor.

5.- Llevar al día el control de mantenimiento 

No hay mejor manera preventiva de ahorrar, que asegurándote que tu instalación de gas funciona correctamente. Cuando te informen que a tu instalación le toca pasar la revisión obligatoria, no la pospongas. Una revisión a tiempo puede prevenir que se produzcan averías futuras y garantiza que todo el sistema de calefacción funciona correctamente. Además, es importante recordar que según el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), el usuario es el responsable de realizar una revisión cada dos años.

6.- Instala válvulas termostáticas en los radiadores

Las válvulas termostáticas para radiadores de calefacción son una de las soluciones de ahorro recomendadas por el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). Estos dispositivos son muy interesantes para mantener la regulación de calor ya que controlan el paso del agua y cuentan con un cabezal sensible a la temperatura. De este modo, se abren o cierran de forma automática permitiendo la circulación de agua. Además, de ser muy económicas y fáciles de colocar y se estima que el ahorro de energía puede oscilar entre un 8 y un 13%.

7.-  Compara precios antes de contratar tu tarifa de gas 

El último truco de ahorro consiste en analizar las tarifas de gas de distintas comercializadoras. Por esto, es recomendable realizar un estudio comparativo tanto de tarifas como de sus condiciones. Para ello, lo que se debe tener en cuenta es el precio del término fijo y del término variable y en base a ello, escoger una tarifa que se adapte a tu consumo. Dependiendo de la situación de la vivienda, la cantidad de personas que conviven en ella y el uso que vas a hacer de la calefacción puedes escoger distintos tipos de tarifas.

En Factorenergia te ayudamos a ahorrar en tu factura de gas 

En Factorenergia queremos ayudarte a ahorrar en tu factura de gas y es por esto, que disponemos de 4 tipos de tarifas adaptadas a tu consumo. Puedes escoger entre una tarifa fija de gas o una tarifa variable en base a los precios de mercado. Si tienes una segunda residencia, disponemos de la tarifa mini que cuenta con un término fijo más económico. Y si estás buscando una oferta, te recomendamos que consultes las ofertas del mes o calcules el ahorro que puedes conseguir contratando tu tarifa de gas con nosotros. Puedes realizar el cálculo ahora de forma sencilla. ¡Únete a Factorenergia y empieza a ahorrar!

Artículos que seguro te interesarán
¿Cuál es la diferencia entre potencia eléctrica y energía?⚡ Entiende la factura de la luz ¿Cuál es la diferencia entre potencia eléctrica y energía? ¿Cuántas placas solares necesito para abastecer mi casa?⚡ Autoconsumo ¿Cuántas placas solares necesito para abastecer mi casa? 3 consejos para comprar electrodomésticos eficientes en periodo de rebajas⚡ Eficiencia energética 3 consejos para comprar electrodomésticos eficientes en periodo de rebajas
Certificaciones comercialización energía eléctrica