Atención al Cliente 900 649 028
Elon Musk

Elon Musk envía un Tesla a Marte

Martes 6 de febrero de 2018: Elon Musk envía un Tesla a Marte, mientras suena Space Oddity de David Bowie, con el mensaje "creado por humanos en la Tierra".

07/02/2018 |

La marca de vehículos eléctricos Tesla ha vuelto a sorprender al mundo con sus ocurrencias, esta vez, de la mano de la empresa aeroespacial privada SpaceX. Se trata del envío de uno de sus deportivos descapotables en dirección a Marte, el planeta rojo, a bordo del cohete Falcon Heavy; el más potente del mundo hasta la fecha.

Tesla se va a Marte

El lanzamiento tuvo lugar el Florida ayer día 6 de febrero a las 21.45 hora española en un lugar histórico para el recorrido aeroespacial: la plataforma LC-39A del Centro Espacial Kennedy de la NASA; el mismo lugar desde el que despegaron las misiones Apolo en dirección a la Luna durante los años 60 y 70.

SpaceX, compañía privada de la que Elon Musk también es el propietario, ha sido la encargada de fabricar el cohete más potente del mundo, el Falcon Heavy, en una estrategia publicitaria para sus dos grandes empresas.

Si todo sale según lo previsto, el deportivo rojo modelo Roadster de Tesla, cuyo valor en la calle es de 110.000 €, alcanzará la órbita solar de forma indefinida en unos seis meses aproximadamente, que es lo que Musk calcula que tardará en llegar a Marte, vagando por el espacio para siempre.

El show de Elon Musk

El despegue ha sido aclamado por miles de personas, tanto en directo in situ como desde sus casas, o en diferido, a través de un canal de Youtube desde el cual se puede ver en qué punto se encuentra en este preciso momento gracias a una cámara incorporada que retransmite la acción en directo.

Como parte del espectáculo, la canción Space Oddity de David Bowie sonaba durante el lanzamiento del coche tripulado por un muñeco dummie vestido de astronauta, al que Elon Musk ha apodado Starman.

Va a ser un éxito emocionante o un fracaso emocionante”, declaraba Musk el lunes en una rueda de prensa consciente de las probabilidades que tenía su lanzamiento de sufrir fallos o errores, entre ellos, el que especulaba que el coche no había podido someterse a tantas pruebas como se quisieran y que corría el riesgo de explotar.

Sobre Falcon Heavy, el cohete

El gigante de 70 metros de altura y capacidad para transportar hasta 64 toneladas está formado, en realidad, por tres Falcon 9; un cohete usado en la actualidad para poner satélites en órbita y mandar cargueros no tripulados a la Estación Espacial Internacional.

Además, y para reducir parte de los costes del lanzamiento, se han podido recuperar las primeras fases de dos de los cohetes ensamblados, que aterrizaron de forma controlada y según lo previsto.

Previsiones y vista a futuros de Tesla

Se espera que este sea el primer paso hacia lanzar misiones tripuladas a la Luna y a Marte aunque previamente se cree que se utilizará para el envío de satélites militares estadounidenses, una vez pasada la dificultad de enviar grandes cargas al espacio debido a los límites de los cohetes habituales.

El lanzamiento, en añadido, ha removido los altos costes de la NASA, que tiene actualmente entre manos un proyecto muy parecido aunque con un coste de hasta 910 millones de dólares más. Se trata, sin duda, de una carrera espacial “low-cost” que el emprendedor de Sillicon Valley Elon Musk ha empezado “retando”, nada más y nada menos, que a la propia NASA.

 

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica