Atención al Cliente 900 649 028
ahorrar en cables

Esta pintura permite ahorrar en cables eléctricos

Unos estudiantes londinenses han descubierto la forma de ahorrar en cables y en espacio: una pintura que conduce la electricidad.

12/06/2017 |

A diario vemos montones y montones de cables. Todos ellos, conducen electricidad, ya sea para que un interruptor nos encienda la luz, para poder conectar y usar un microondas o para cargar nuestro teléfono móvil. Concebimos la electricidad como un servicio que se transmite a través de estos cables y enchufes, al menos por ahora.

Esta idea de cables y electricidad no va con el equipo de investigadores que ha creado Bare Paint, una pintura con propiedades conductoras que nos podría ahorrar muchos circuitos y cables; lo que sin duda nos permitiría ahorrar espacio y recursos.

Pintura eléctrica

Esta pintura conduce la electricidad usada en casi todo tipo de superficies: paredes, tejido, plástico, papel… Se trata de una sustancia no tóxica no utilizable en la piel, aunque no pasa nada si la tocas.

Los responsables de este invento son estudiantes del  Royal College de Londres y aunque –aclaran- no es la primera vez que se propone una solución así, con su “Bare Paint”, la pintura con la que puedes dibujar circuitos eléctricos operativos, se abren nuevas formas de uso y aprovechamiento así como de ahorro.

Curiosamente, aseguran haber obtenido toda la información necesaria para producir materiales conductores a través de Wikipedia. Al final, el resultado ha sido un producto que a día de hoy es divertido y curioso, a la par que útil, y que podría ser una solución de aprovechamiento, ahorro de espacios y abaratamiento de costes. Bare Paint se vende tanto en bote como en forma de bolígrafo y ofrece interactividad en objetos inesperados.

Ahorrar espacio y otras aplicaciones

Probablemente este proyecto tenga más futuro que presente, sin embargo, puede abaratar mucho los costes de proyectos, maquetas y prototipos, así como simplificar y acercar esta tecnología a personas con menos conocimiento de la misma, evitar alguna que otra obra y ahorrar dinero en materiales. Abre también posibilidades al mundo del arte y de la enseñanza, y esperamos ver en nuestras casas próximamente alternativas como esta que, además de funcionales, son estéticas y nos permiten ahorrar espacio.

Certificaciones comercialización energía eléctrica