Atención al Cliente 900 649 028
inversor solar

¿Qué es un inversor solar?

El inversor solar convierte la energía recogida por las placas solares (corriente continua) en electricidad que tú y yo podamos usar (corriente alterna). Hay 3 tipos de tecnología y Factorenergia puede ayudarte a elegir cuál es la mejor para tu instalación solar.

30/03/2018 |

Cuando hablamos de instalaciones con placas solares, los propios paneles no son ni mucho menos el único elemento a tener en cuenta. Igual de importantes son otros componentes, como el inversor solar, pues es el encargado de convertir la energía solar recogida por las placas solares en electricidad que tú y yo podamos usar para encender las luces o usar nuestros electrodomésticos.

Cómo funciona un inversor solar

Las placas solares están formadas por diversas células fotovoltaicas que, cuando reciben energía solar, reaccionan haciendo mover los electrones. Esa reacción produce electricidad de corriente continua, que es recogida por los circuitos que se encuentran en el interior de dichas células solares.

Es en este punto donde actúa el inversor solar, puesto que la inmensa mayoría de casas utilizan corriente alterna, de manera que la corriente continua que producen las placas solares no nos serviría para iluminar nuestra vivienda. Por eso, la energía recolectada por las placas solares en forma de corriente continua se convierte en electricidad de corriente alterna cuando pasa por el inversor, que se encarga de efectuar esta “transformación”. Y en ese momento, podemos utilizar esa energía, verterla a la red o almacenarla en baterías, si las tenemos.

Qué tipos de inversor existen

Todos los inversores solares del mercado convierten la corriente continua en corriente alterna, no obstante, podemos distinguir distintas tecnologías que, además de eso, tienen otras funciones:

Inversor String (de cadena)

Este es sin lugar a dudas el inversor estándar. Se conoce como el inversor centralizado o “de cadena”, donde cada panel solar se conecta en serie y la energía se envía a un único inversor.

A favor: son la opción más económica y más normalizada, así que tiene un mantenimiento sencillo y son fáciles de encontrar y reconocer.

A tener en cuenta: al haber un único inversor colocado en cadena, que no distingue entre las diferentes placas, este producirá tanta electricidad útil como la placa solar que menos produzca; poco recomendable si tienes diversas horas de sombra al día. No obstante, es perfecto para viviendas con tejados que reciben sol durante todo el día.

Microinversor

A diferencia del anterior, al microinversor se le considera el inversor “distribuido” porque se sitúa uno en cada placa solar.

A favor: son más eficientes que los String porque producen energía incluso si uno de los paneles no funciona.

A tener en cuenta: son más caros que los String, y como se instalan en la cubierta, pueden ser más difíciles de reparar. Eso sí, si tu instalación solar está en una cubierta “con obstáculos” (chimeneas, formas complicadas…), cuenta con paneles solares con diferentes orientaciones, o simplemente quieres maximizar tu producción, los microinversores son la mejor opción para ti.

Optimizador de potencia

El optimizador de potencia es un complemento al clásico inversor String; un término medio entre el clásico y el microinversor. Igual que un microinversor, el optimizador se instala en el tejado individualmente en cada placa solar, con la diferencia que envía la energía a un inversor centralizado (String).

A favor: una instalación con un optimizador de potencia siempre será más eficiente que solo con un inversor de cadena, además de ser más económicos que los microinversores. Permiten controlar cada placa solar.

A tener en cuenta: Añadir un optimizador encarece el coste de tu instalación de cadena, de modo que son la opción para aquellos que quieran aumentar la eficiencia de su instalación pero no adquirir microinversores. Se pueden añadir más tarde.

¿Cómo elegir el inversor solar adecuado?

Tanto si buscas la mejor opción para tu casa como si es para tu empresa o negocio, deberás valorar factores como cuánto estás dispuesto a gastar, cuánto valor le das a la eficiencia añadida o qué le va mejor a tu instalación en concreto.

Para ello, en Factorenergia te podemos ayudar, porque contamos con expertos en el sector del autoconsumo solar que pueden estudiar tu caso y presupuestarte la mejor opción. Si te interesa, además, gestionaremos la instalación de tus placas solares y las dejaremos listas para usar. ¿Te unes al autoconsumo? Pregúntanos sin compromiso.

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica