Atención al Cliente 900 649 028
passivhaus

Arquitectura pasiva (Passive House o Passivhaus): Edificios eficientes

El concepto de la arquitectura pasiva (Passivhaus) nace de la idea de que, probablemente, el gasto energético y económico destinado a sistemas de calefacción y aire acondicionado son innecesarios.

16/10/2017 |

Los sistemas de calefacción típicos en Europa consisten normalmente en un sistema de calentamiento de agua centralizado con radiadores, tuberías y calentadores pero, ¿y si no tuviera que ser así? Esa es la idea de las casas pasivas; passive house en inglés o passivhaus en alemán, de donde proviene el término originalmente.

Qué es Passivhaus

El concepto de la arquitectura pasiva (Passive house) nace de la idea de que, probablemente, el gasto energético y económico destinado a sistemas de calefacción y aire acondicionado son innecesarios.

Se basa en la construcción de casas de bajo consumo energético mediante, básicamente, la minimización de las pérdidas de calor que se dan al mínimo de forma que se consiga una sensación térmica agradable constante independientemente de la época del año.

Características de una Passivhaus

Para que se considere Passivhaus, existen una serie de características. Estas, son las que consiguen este confort térmico constante del que hablábamos:

Reducción de pérdidas de calor

En la mayoría de las casas existen fugas de aire en puertas, ventanas, grietas… Con un buen aislamiento se pueden evitar estas filtraciones que conllevan pérdidas térmicas continuas. Una Passive House debe pasar con nota una prueba de impermeabilidad de aire. Además de contar con el mejor sellado y aislamiento, este método ayuda a evitar la aparición del moho o los hongos, típicos de lugares húmedos.

Aislamiento térmico

Las fugas del punto anterior no son la única vía de escape del calor. Además, muros y suelos pueden contribuir, así que en una casa pasiva será importante un óptimo aislamiento térmico. De acuerdo con el clima en que se construya, los materiales deberán contar con unas características u otras para alcanzar los estándares requeridos.

Eliminación de los puentes térmicos

Se considera puente térmico al recorrido que efectúa el calor desde el punto en que se produce hasta el que se aprovecha. La eliminación de estas “autopistas” en que el calor se escapa es fundamental y se efectúa mediante, por ejemplo, muros dobles o el aislamiento de los cimientos.

Especial atención a puertas y ventanas

Ambas estructuras demandan un alto rendimiento térmico así como la mejor localización. Este es probablemente el punto más importante y el que más encarece este tipo de vivienda, pues se habla a menudo de ventanas de triple cristal o tecnología de espejos reflectantes. También es importante estudiar bien la posición de su colocación, idealmente orientadas al sur para que dejen pasar la luz del sol y ofrezcan sombra en verano.

Ventilación eficiente

Otra característica de una Passive House consiste en una ventilación eficiente y mecánica para que los inquilinos cuenten con aire limpio y fresco continuamente. Además de eficiente, también deberá ser balanceada, lo cual quiere decir que deberá entrar y salir la misma cantidad de aire; este no deberá mezclarse aunque el aire caliente saliente permitirá calentar el frío que ingrese.    

 

Así, una casa pasiva no debería necesitar mecanismos de refrigeración o calefacción convencionales  y su demanda sería inferior a 15 kWh/m2 al año; un 90% menos que una vivienda habitual.

 

En Factor Energía no podemos ofrecerte un alquiler en una casa pasiva pero sí podemos ayudarte con tu instalación de autoconsumo o con el punto de recarga de tu coche eléctrico. Si quieres sumarte a la energía solar o a la movilidad eléctrica podemos gestionarlo por ti. Contáctanos sin compromiso y resolveremos tus dudas.

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica