Atención al Cliente 900 649 028
Gasinera

El gas natural vehicular (GNC), la alternativa eléctrica

En un momento donde se están buscando alternativas al combustible tradicional por temas medioambientales, económicos y donde prima la movilidad sostenible por encima de todo. Te presentamos el gas natural vehicular.

01/08/2018 |

La mayoría de la población piensa que solo existe el gasóleo o la gasolina para repostar el coche, pero aunque no lo hayas oído nunca, hay una alternativa a los combustibles tradicionales: el gas natural vehicular (GNC). En este post, te explicamos qué es y cómo funciona.

Ante este nuevo paradigma, el gas natural vehicular cada vez está cogiendo más fuerza como alternativa al diésel o la gasolina. Porque, como verás más adelante todo son ventajas y es muy respetuoso con el medio ambiente.

¿Qué es y cómo funciona el gas natural vehicular?

Pero ¿que es exactamente el gas natural vehicular o comprimido? Es el gas que se caracteriza por ser el único combustible alternativo al uso del diésel en los coches y una solución a la problemática de la contaminación en las grandes ciudades. Mucho más económico, eficiente y sostenible que los demás; se está posicionando como la mejor apuesta de futuro.

Como ya sabes, estamos viviendo una transición energética importante que va dirigida hacía la descarbonización, y donde el gas aparece como la solución más rentable, eficiente y sostenible.

Ahora mismo, debes estar preguntándote ¿cómo funciona para que se convierta en un susituto del combustible tradicional del coche? de una forma muy sencilla. El gas se quema dentro de los cilindros del motor, al igual que se quema la gasolina; y el fruto de esa combustión, es la energía térmica que se libera, se transforma en energía cinética que hace girar las ruedas del coche.

Tipos de gas natural vehicular: GLP y GNV

Existen dos tipos de gas natural vehicular:

GNC: es el gas natural comprimido, en estado gaseoso, pero sometido a presión. Se utiliza sobre todo para coches y furgonetas.

GNL: es el gas natural licuado (en muy baja temperatura y el gas natural pasa a estado líquido). Es menos conocido y se utiliza solo para autobuses y camiones.

Es normal que te suene todo como si fuera una película de ciencia ficción porque en España no se usa casi; y todo ello es un gran desconocido porque su uso no está nada extendido. No obstante, ya han empezado a construirse gasineras como la infraestructura necesaria para poder repostar tu coche con gas.

¿Qué son las gasineras?

Los coches que utilizan el gas vehicular, repostan prácticamente igual que los de gasolina o diésel; y lo hacen en las conocidas como gasineras o gasolineras de gas.

Las gasineras son estaciones de servicio distribuidoras de GNC (gas natural comprimido) y de GNL (gas natural licuado) cada 400 km. Las primeras repostan a los turismos y vehículos ligeros, mientras que las segundas facilitan el servicio a los transportes más pesados.

En estos momentos, en España hay 57 gasineras de gas natural vehicular abiertas al público, pero que deberán ser casi 100 antes de finales de este año. También, se espera que circulen 6.100 vehículos dotados con esta tecnología.

 Ventajas del uso del gas vehicular

Aquí van algunos datos interesantes sobre el uso del gas natural en los vehículos. En primer lugar, reduce casi un 80% las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y prácticamente en un 100% las emisiones de óxidos de azufre (SOx). Además, reduce el 95% de las emisiones de partículas en suspensión.

También, los motores del coche producen la mitad de ruido y vibraciones y emiten un 20% menos de CO2 a la atmósfera. Y, por si no estás convencido aún, el uso del gas natural reduce la contaminación acústica en un 50% respecto a los motores diésel.

Actualmente, un coche que puede funcionar quemando gas, también puede funcionar con gasolina. Es decir, funciona con los dos.

El futuro del uso del gas vehicular

Por si no lo sabías, la demanda de gas vehicular creció un 10% el año pasado. Y según distintas previsiones, se estima que, a medio plazo, entre el 25 y el 50 por ciento de los motores diésel serán reemplazados por motores que utilicen el gas natural como combustible, porque ayudarán a la reducción de emisiones y a disminuir la contaminación acústica.

Actualmente, ya son 70.000 autobuses urbanos por toda Europa que utilizan el gas natural vehicular. Y, para el año 2020 las ciudades de la Unión Europea deberán tener estaciones servicio de GNC (gas natural comprimido) instaladas cada 150 kilómetros y de GNL (gas natural licuado) cada 400 km.

En España, la previsión es que para el año 2020 contar con 300 gasineras o estaciones de servicio distribuidoras de GNC o GNL. Según los últimos datos, en nuestro país ya hay 57 gasineras de gas natural vehicular abiertas al público. Pero, que deberían ser casi 100 antes de finales de este año, y ya circulan 6.100 vehículos dotados con esta tecnología.

En Factorenergía estamos en la actualidad energética y contamos con 2 gasineras propias que se encuentran en el centro de Madrid.

Certificaciones comercialización energía eléctrica