Atención al Cliente 900 649 028
empieza el invierno

Tipos de calefacción para el invierno que hoy empieza

Este 21 de diciembre damos el invierno por inaugurado. Y con él, la temporada de frío, así que te mostramos diferentes tipos de calefacción para que elijas la que más te convenga.

21/12/2017 |

Hoy empieza el invierno oficialmente, de modo que también de forma oficial queda inaugurada la temporada de calefacción. Siendo así, y buscando que elijas el sistema de calefacción que mejor se adapte a ti, a tu vivienda y a tus necesidades, procedemos a explicarte qué tipos de calefacción puedes encontrar en el mercado y sus ventajas e inconvenientes dependiendo de cuánto espacio queramos calentar:

Tipos de calefacción para una habitación

A grandes rasgos, podemos decir que para calentar una única estancia podemos usar chimeneas o estufas, pero dentro de esta diferenciación podemos encontrar diversas opciones:

Pellets

Las estufas de pellets son una opción tan ecológica como eficiente. Ventajas: tienen un rendimiento calorífico elevado. Inconvenientes: solo pueden usarse en casas unifamiliares o pisos con salidas de humos a cubierta.

Bioalcohol

Las estufas de bioalcohol tienen la ventaja de ser una opción decorativa y perfecta para hogares sin salida de humo. Inconvenientes: difícilmente abarca más de 15 metros cuadrados y su eficiencia calorífica es baja.

Leña

Las estufas o chimeneas de leña son tipos de calefacción que necesitarán salida de humos y muy buena ventilación. Sin embargo, es perfecta para calentar salas de hasta 90 metros cuadrados.

Electricidad

Las estufas, radiadores, emisores térmicos, bombas de calor o chimeneas eléctricas cuentan con una muy amplia variedad de productos sin obras; enchufar y funcionar. Ventajas: son una opción segura y, en muchas variedades, contamos con aparatos de bajo consumo energético. Desventajas: hay que ir con cuidado al elegir sistema de calefacción eléctrico para asegurarnos de elegir el que más se adapte a nuestras necesidades y menos consumo energético tenga.

Gas

Las estufas y chimeneas de gas son uno de los tipos de calefacción “las de toda la vida”, las que funcionan con bombonas. Ventajas: son muy eficientes y la duración de las bombonas puede ser de hasta 60 horas. Inconvenientes: Necesitas buena ventilación ya que consumen oxígeno.

Para calentar toda la casa

Si lo que buscamos es una opción para calentar la casa entera, también contamos con una gran variedad de productos:

Termoestufas de pellets

Calientan la estancia en la que se encuentran y el circuito de radiadores de la casa.

Leña

También se puede instalar un sistema de radiación que aproveche el calor de una chimenea de leña. Existen métodos para transportar el calor generado en la chimenea al resto de radiadores de la casa.

Radiadores

Uno de los sistemas de calefacción central de gas natural (o propano) más habitual son los radiadores. Muy eficientes y de consumo bajo.

Suelo radiante

Sistema de calefacción que transmite el calor directamente al suelo; pueden ser de agua, aire o electricidad y, aunque se trata de un sistema muy cómodo y eficiente cuenta con una instalación compleja que necesita obra.

 

Existen muchos más tipos de calefacción, en especial si nos centráramos en las eléctricas o de gas. A menos que residas en una casa unifamiliar con chimenea, será complicado que puedas aprovechar un sistema “eco”, de modo que prácticamente seguro tienes o vas a decantarte por un sistema de radiadores eléctricos o una caldera de gas. Si es así, y necesitas ayuda con tu ahorro de luz o con tu tarifa de gas, llámanos gratis y sin compromiso al 900 850 000 y te informaremos de las mejores opciones para ti.

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica