Atención al Cliente 900 649 028
Cómo ahorrar energía

Cómo ahorrar energía con tu lavadora

Para ahorrar energía con tu lavadora, lo mejor es llenarla bien, lavar en frío, programas cortos y secar al sol, pero hay más consejos de ahorro como estos:

08/09/2017 |

La lavadora es uno de los electrodomésticos más imprescindibles de la casa, y por ese motivo hay que cuidarla especialmente. Para alargar la vida de nuestra lavadora mientras consigues ahorrar energía considerablemente, te damos algunos consejos de eficiencia:

Elige una lavadora eficiente

Este siempre es el primer punto para ahorrar energía. Cuando adquieras un electrodoméstico, adquiere uno eficiente. Ahora que han cambiado la etiqueta energética, nos referimos a etiquetas A o B. Y si tu lavadora ya es antigua, valora si vale la pena cambiarla por una que consuma (y gaste) menos.

Y de capacidad adecuada

Piensa en tus necesidades y elige una máquina con la capacidad carga que más te convenga: 5, 6, 7 kg… Para ello, ten en cuenta cuántas personas sois en casa; eso determinará la lavadora que necesitas.

Llena el tambor

Para no malgastar ni agua ni luz, acumula las prendas suficientes para llenar la lavadora. Cada fabricante indica la capacidad máxima de sus lavadoras, de modo que esa será la referencia para llenar el tambor, aunque ¡cuidado! No la sobrepases; si la lavadora va muy llena, tu ropa puede que no quede limpia. Lo mejor es dejar aproximadamente medio palmo de espacio entre la ropa y el “techo” del tambor.

Revisa los bolsillos

Antes de meter la ropa en la lavadora, asegúrate de que no queda nada dentro de los bolsillos. Los pequeños objetos, como monedas, o restos de arena, piedras o papeles, pueden introducirse en la máquina y estropearla.

No uses más detergente del necesario

Cada marca de jabón para la lavadora indicará una cantidad apropiada de producto. Además, tienes que tener en cuenta que más jabón no significa más limpieza, sino lo contrario, a parte de la posible obstrucción de tu lavadora.

Lava con agua fría

Calentar el agua de la lavadora supone entre el 80 y el 85 % de su consumo eléctrico. Para ahorrar energía y reducir tu factura de la luz, y si se trata de lavados diarios en los que la ropa no está muy sucia, intenta optar por los programas fríos.

Usa programas cortos

Si la ropa de diario no está sucia, ¿por qué lavas con programas largos? Los programas largos van bien para eliminar manchas de suciedad, pero si lavas la ropa del día para eliminar el sudor, olores o manchas pequeñas, con un programa de 15, 30 o 45 minutos será más que suficiente, además de que gastan menos.

Centrifuga

El centrifugado utiliza menos energía que la secadora, de modo que centrifugar y tender al aire libre es siempre la mejor opción.

Evita la secadora

Aprovecha el sol y el viento para tender al aire libre. Si hace buen tiempo se secará rápidamente y evitarás usar la secadora, que es uno de los electrodomésticos que más consume. Si antes has centrifugado, ¡mejor que mejor para ahorrar energía!

No dejes la ropa dentro

Si te olvidas de sacar la ropa después de que la lavadora termine de lavar, esta se arrugará y dificultará el planchado. Sacarla y tenderla a tiempo te ayudará a ahorrar energía y un buen rato planchando.

Limpia el filtro

Idealmente, deberíamos limpiar el filtro de la lavadora una vez al mes, en especial si vives en una zona en que el agua tiene mucha cal. La cal puede aumentar el consumo de energía además de estropear la lavadora. Si quieres alargar la vida de tu electrodoméstico, revisa el filtro y límpialo a menudo.

 

Y esto es todo en cuanto a tu lavadora, pero si quieres ahorrar energía siempre, te proponemos que además de estos métodos de ahorro eches un vistazo a nuestras tarifas eléctricas. Si quieres ahorrar luz de verdad, pásate a Factor Energía: pídenos un estudio gratis y sin  compromiso llamando al 900 850 000 y verás cuánto puedes ahorrar al año. Y si lo tienes claro, contrata la luz online en solo 5 minutos.

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica