Atención al Cliente 900 649 028
alternativas energéticas en el hogar

Alternativas energéticas para el hogar

¿Sabes que existen alternativas energéticas que te permitirían ahorrar en el consumo de electricidad? Dar el paso hacia las energías alternativas es mucho más sencillo de lo que parece. Te mostramos varias opciones que permiten ahorrar electricidad, incluído el autoconsumo eléctrico mediante placas solares.

27/11/2018 |

¿Buscas una fuente de energía más barata? La conciencia medioambiental va cobrando cada vez más importancia. Además de tener un importante valor ecológico, las alternativas energéticas conllevan un sustancial ahorro, tanto de energía como de dinero.

Ahorrar electricidad con alternativas energéticas

Lo mejor de todo es que actualmente tenemos a nuestro alcance distintas opciones para calentar el ambiente o producir energía para nuestro hogar. ¿Cuáles son las mejores alternativas energéticas para el hogar?

Energía termosolar para calentar el agua

Este tipo de energía se emplea principalmente para calentar agua para el hogar. Para obtenerla hay que instalar placas solares en el techo de la vivienda cuyo precio suele oscilar entre los 500 y 700€ por metro cuadrado. Para calentar la cantidad de agua de uso normal de una familia, hacen falta aproximadamente 2 metros cuadrados de superficie, aunque esto puede variar dependiendo de la ubicación geográfica o de la eficiencia de nuestros paneles solares. Se trata de una inversión que se amortiza a largo plazo. El ahorro dependerá del tipo de combustible que estemos sustituyendo.

Calefacción de biomasa

La energía se extrae de materia orgánica obtenida de residuos como puede ser cáscara de piñón, almendra y otros frutos, hueso de aceituna o astillas de madera. Funciona de forma similar a cualquier otro tipo de caldera. Queman el combustible y generan una llama horizontal que se introduce en la caldera para calentar el circuito del agua dentro del intercambiado que lleva dentro. Si bien continúa siendo un sistema de combustión, el combustible que se utiliza contibuye al reciclaje y aprovechamiento de materias orgánicas. Existen distintos tipos de caldera de biomasa.

Calderas de pellets

Utilizan combustibles específicos, concretamente pellets, que son granos de 1-2 cm de serrín compactado. Los pellets se generan con el serrín procedente de la industria de la madera, tanto del proceso de transformación como de la limpieza de montes . Las calderas de pellets son las más adecuadas para potencias medias y viviendas familiares.

Calderas de policombustible

Pueden quemar distintos tipos de combustible y ofrecen más potencia. Son más grandes ya que precisan una mayor capacidad de almacenaje. Se destinan principalmente al uso industrial.

La instalación de una caldera de biomasa requiere un presupuesto superior en comparación al resto de calderas. Sin embargo la diferencia de costo con respeto a combustibles como gas, gasoil o electricidad, es muy considerable y la inversión se puede amortizar en unos pocos inviernos.

Paneles solares fotovoltaicos para luz y electricidad

Los paneles solares son una buena opción para tener electricidad en el hogar. El kit más básico para el autoconsumo eléctrico se compone de un panel solar de 250W, un inversor y la estructura correspondiente para colocar en el techo. Tiene un precio que ronda los 600€ y puede producir unos 350kWh anuales, que es lo que ahorraríamos en nuestra factura. Si necesitamos una instalación mayor que  proporcione una potencia superior a los 10Kw, deberemos pagar un peaje de respaldo.

Energía eólica para uso doméstico

Los aerogeneradores domésticos se suelen instalar en el tejado para aprovechar una mayor intensidad de viento, aunque realmente no necesitan fuertes vientos para aprovechar la energía. Tienen una potencia entre los 5 y los 10kW y en zonas de viento pueden llegar a cubrir hasta el 80% e incluso el 100% de las necesidades eléctricas de un hogar. La instalación y el mantenimiento son sencillos y la inversión realizada se puede recuperar en unos 7 años.

Baterías de almacenamiento

Tesla Energy ha lanzado al mercado una interesante propuesta para aquellas personas que han decidido escoger la fuente de energía más barata y renovable. Se trata de una batería que se monta en la pared y sirve para almacenar toda esa energía producida por distintos sistemas. Todas las casas necesitan energía para funcionar y es un hecho que los precios siguen aumentando cada pocos meses. Apostar por fuentes de energía renovables y autónomas es una forma de reducir la factura y ahorrar a largo plazo.

Certificaciones comercialización energía eléctrica