Atención al Cliente 900 649 028
autonomía

Baterías extra para el coche eléctrico

El mayor temor del coche eléctrico es la autonomía de su batería y las pocas posibilidades de recarga, pero por fin, una empresa puede solucionarlo.

20/04/2017 |

Poco a poco, se pretende que el coche eléctrico se vaya imponiendo ante el vehículo de combustible convencional. Tanto Tráfico como las diferentes administraciones parece que van adaptándose a este modelo sostenible de transporte además de dar alguna que otra ayuda a aquellas personas que ya han adquirido un coche eléctrico.

Sin embargo, y a pesar de que es un modelo que acabará sustituyendo al actual, todavía no lo ha hecho básicamente por un motivo: la autonomía de la batería.

El temor del coche eléctrico: la autonomía

Sí, en la mayoría de los casos hablamos de un número de kilómetros más que suficientes para los trayectos rutinarios, como ir de casa al trabajo y del trabajo a casa. No obstante, aquellas personas que viven lejos de su lugar de trabajo, los que hacen viajes en coche, o aquellos que pueden verse inmersos en atascos de horas, están preocupados por la posibilidad de, suponiendo que adquieran un coche eléctrico, ¿podría dejarles tirados?

En principio, la solución es tan sencilla como recargar el coche eléctrico, y aquí encontramos el problema número dos: como todavía no hay suficientes coches eléctricos en nuestras calles, no se han habilitado tantos puntos de recarga como se debería; el pez que se muerde la cola.

Solución para la autonomía del coche eléctrico

Este hándicap lo han visto de una simple ojeada todas aquellas personas que mínimamente se han planteado adquirir un coche eléctrico, entre ellos, un equipo perteneciente a una empresa finlandesa-estadounidense llamada Tanktwo, que propone una solución: una especie de batería externa modular.

Mini baterías convertibles

La innovadora idea apuesta por lo que podríamos definir como la reinvención de la batería externa, como la del móvil, pero convertida en pequeñas baterías que se transforman en una grande.

¿Cómo funcionan?

Estas mini baterías en forma de huevo están formadas por una célula de ion de litio y una unidad de control interna que sirve para que se unan, estando todas juntas, en una única batería; como una sincronización en cadena. Por un lado, estas baterías se recargarían independientemente en una estación de control, y por otro, puedes seguir recargando tu coche en su punto de recarga habitual. Estas baterías son una solución a trayectos largos o, simplemente, un seguro ante cualquier imprevisto. Son pequeñas, no pesan mucho, y se ponen y se quitan fácilmente del tanque en que está la batería con una especie de aspiradora de la propia marca.

Dicen sus creadores que llenar el “tanque” con estas mini baterías te da como ventaja un menor tiempo de recarga; 100% de batería en solo 3 minutos, y mayor autonomía pues son intercambiables por otras en cuanto baja la batería.

 

Todavía le falta un poco a este sistema pero está claro que la tecnología ya está pensando en posibles soluciones ante el mayor problema del coche eléctrico: su autonomía. En este caso es necesario reemplazar la batería por estas mini cápsulas en forma de huevo, pero si se mejoran sistemas como este o, simplemente, se encuentra la manera de mezclarlo con la batería convencional, se dará al coche eléctrico el impulso que le falta para estandarizarse por completo en nuestras carretas. En Factor Energía apostamos por el coche eléctrico; si tienes uno o lo estás valorando y necesitas ayuda en cuanto al punto de recarga, pídenos información. Pero de mientras, puedes contratar la luz online y empezar a ahorrar en tu factura de la luz.

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica