Atención al Cliente 900 649 028
Certificado

Alquiler vacacional y certificado de eficiencia energética

Nos acercaremos brevemente a la obligatoriedad del certificado de eficiencia energética en el caso de un piso “de fin de semana”, “de vacaciones” o de alquiler.

19/08/2016 |

Tras la implantación del Real Decreto 235/2013, que informa del deber de los edificios de tener y renovar cada 10 años el certificado de eficiencia energética, son muchas las dudas que surgen alrededor de quién debe tener certificado de eficiencia energética y quién no. Así pues, intentaremos responder algunas preguntas:

¿Quién está obligado a tener certificado de eficiencia energética?

Según el RD, los edificios que deben contar con dicho certificado con carácter obligatorio son:

– Edificios de nueva construcción (sobre proyecto o una vez terminado el edificio).

– Edificios o partes de edificios que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario.

 Edificios o partes de edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público.

¿Quién no está obligado a tener certificado de eficiencia energética?

Nosotros vamos a simplificarlo mucho, si quieres leer la información completa puedes hacerlo en la web del BOE. No están obligados a contar con certificado:

Edificios y monumentos protegidos por un ente oficial o exclusivamente religiosos.

Construcciones provisionales a utilizar máximo dos años.

Talleres, edificios de defensa o agrícolas no residenciales.

Edificios o partes de edificios aislados con una superficie útil menor a 50 m2.

Edificios que se compren para grandes reformas o demolición.

Y, sobre todo, la excepción que más nos interesa: edificios (o partes de edificios existentes de viviendas) cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo de energía inferior al 25% de lo que resultaría de su utilización durante todo el año.

Certificado de eficiencia energética para alquileres vacacionales

En el último punto, vemos que uno de los casos de exención a tener el certificado de eficiencia energética son  aquellas viviendas que no se usen más que cuatro meses al año o cuyo consumo energético sea menor al 25% de lo que sería su consumo anual normal.

Es decir, muchos pisos y apartamentos vacacionales o alquileres en zona turística que viven de los inquilinos en verano se supone que son inmuebles de uso igual o inferior a 4 meses. Sin embargo, aunque eso sea así, para saber si su consumo energético es inferior al 25% anual habría que realizar un estudio que, en la práctica, es lo mismo que el que acredita la eficiencia energética.

Se trata de una ley que ha levantado ampollas por sus varias interpretaciones y por no ser clara del todo. Por ello, y en el caso de la vivienda vacacional, es el propietario el que debe sopesar qué hacer en especial si realiza el contrato de alquiler directamente con el inquilino. Si por el contrario, forma parte de una inmobiliaria, es más probable que se le exija dicho certificado si se duda de su necesidad.

En el caso de incumplir la ley, las sanciones leves oscilan los 3.000€ mientras que las graves pueden ascender a los 600.000€. Si tienes dudas, lo mejor será que lo consultes con un experto o que directamente pidas el certificado de eficiencia energética. Los realiza un técnico especialista y acredita el grado de eficiencia del inmueble pudiendo el propietario aplicar los cambios propuestos, o no.

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica