Atención al Cliente 900 649 028
ahorro coche eléctrico

Comparativa de gastos entre coche eléctrico y coche de gasolina

Hemos comparado los gastos mensuales de un coche eléctrico y los de un coche a combustible. ¿Quieres saber cuánto te ahorrarías?

10/07/2017 |

El coche eléctrico está poniéndose de moda y tenemos claro que es el futuro de la movilidad, pero, ¿merece la pena? Hemos hecho un cálculo básico sobre lo que cuesta cada uno y nosotros creemos que sí. Juzga por ti mismo:

¿Cuánto dinero cuesta recorrer 1 km?

La gasolina a día de hoy está a una media de 1,21€ el litro y a 1,08€/l el diésel. Partiendo de esa base y de que en ciudad un coche consume aproximadamente 8 litros cada 100 kilómetros, podemos estipular que más o menos nos cuesta 0,10 € cada kilómetro que recorremos.

En cuanto al coche eléctrico: pongamos que nos cuesta unas 9 horas recargar el coche completamente a un precio medio (horas valle) de 0,08225 €/kWh. Siendo así, cargar la batería al completo nos cuesta una media de 2,23 €, y cada kilómetro a 0,013 €.

Ahí ya hay una diferencia sustancial de 0,087 € menos por kilómetro a favor del coche eléctrico, pero sigamos.

¿Vale la pena el coche eléctrico?

Vamos a ver un recorrido habitual: de casa al trabajo y del trabajo a casa.

El trabajador medio recorre una distancia de entre 10 y 80 km al día para este tipo de desplazamientos. Teniendo esto en cuenta:

coche eléctrico

Podemos ver una aproximación de lo que nos cuesta un recorrido habitual según la distancia a la que nos encontremos de nuestro puesto de trabajo (ida y vuelta). Siendo así, y tomando de referencia un recorrido regular de 20 km al día, podemos ahorrarnos una media de 1,74 € al día, que se traducen en casi 35 € al mes y más de 400 € al año.

¿Cuándo repostar?

Si tus trayectos diarios son cortos, recargarás tu batería un par de veces por semana, y tanto si son cortos como si son largos, es más que probable que aparques tu coche ante un punto de recarga público en tu ciudad; ahorrándote alguna que otra recarga en tu casa y, por lo tanto, también dinero.

Más ahorro con el coche eléctrico

Tengamos en cuenta que al precio de carga del coche eléctrico ya le hemos incluido los impuestos eléctricos y el IVA, pero ¿qué hay del coche convencional a combustible? Hay que sumar a ese precio, si se da el caso, peajes, aparcamiento (de pago regulado, parking…) y, a la larga, alguna reparación.

¿Y con el coche eléctrico? Nada de eso. Claro que tiene reparaciones, pero al no tener un motor de combustible, se eliminan algunas de las variables que llevan a que este se estropee más fácilmente y, además, el tipo de reparación que conlleva un vehículo eléctrico es mucho más liviana y a largo plazo de las que supone un coche de gasolina.

En cuanto a peajes y aparcamiento, son diversas las ayudas que se ofrecen a aquellas personas que dan el paso a favor de la movilidad eléctrica, de modo que hay muchísimos descuentos y exenciones de pago alrededor de las autopistas de peaje y los estacionamientos de pago regulado para los usuarios de un vehículo eléctrico.

 

Si todavía no estás convencido o, por lo contrario, tienes clarísimo que lo tuyo es la movilidad eléctrica, súmate e infórmate de nuestro servicio de gestión para el coche eléctrico. Todo lo que necesites, desde el asesoramiento hasta la instalación de tu propio punto de recarga.

 

Certificaciones comercialización energía eléctrica